El sueño y la esperanza son los dos calmantes que concede la Naturaleza al hombre.


el-sueño-y-esperanza-son-calmantes-que-concede-naturaleza-al-hombre
federico ii el grandesueñoesperanzasoncalmantesqueconcedenaturalezaalhombreel sueñosueño yla esperanzaesperanza sonson losdos calmantescalmantes queque concedeconcede lala naturalezanaturaleza alal hombreel sueño ysueño y lay la esperanzala esperanza sonesperanza son losson los doslos dos calmantesdos calmantes quecalmantes que concedeque concede laconcede la naturalezala naturaleza alnaturaleza al hombreel sueño y lasueño y la esperanzay la esperanza sonla esperanza son losesperanza son los dosson los dos calmanteslos dos calmantes quedos calmantes que concedecalmantes que concede laque concede la naturalezaconcede la naturaleza alla naturaleza al hombreel sueño y la esperanzasueño y la esperanza sony la esperanza son losla esperanza son los dosesperanza son los dos calmantesson los dos calmantes quelos dos calmantes que concededos calmantes que concede lacalmantes que concede la naturalezaque concede la naturaleza alconcede la naturaleza al hombre

El sueño y la esperanza son los dos calmantes que la naturaleza concede al hombre.La libertad es poder decir libremente que dos y dos son cuatro. Si se concede esto, todo lo demás vendrá por sus pasosLa naturaleza concede libertad hasta a los animalesLa naturaleza concede libertad hasta a los animales.La esperanza es el pilar que sostiene el mundo. La esperanza es el sueño de un hombre despierto.Algunas veces pienso que la especulación debe ser un negocio innatural, porque observo que el especulador medio lucha contra su naturaleza. La esperanza y el miedo son inseparables de la naturaleza humana.