La perversión y la desidia del espíritu corren parejas con las del cuerpo.


la-perversión-y-desidia-del-espíritu-corren-parejas-del-cuerpo
hermann hesseperversióndesidiadelespíritucorrenparejascuerpola perversiónperversión yla desidiadesidia deldel espírituespíritu correncorren parejasparejas conlas deldel cuerpola perversión yperversión y lay la desidiala desidia deldesidia del espíritudel espíritu correnespíritu corren parejascorren parejas conparejas con lascon las dellas del cuerpola perversión y laperversión y la desidiay la desidia della desidia del espíritudesidia del espíritu correndel espíritu corren parejasespíritu corren parejas concorren parejas con lasparejas con las delcon las del cuerpola perversión y la desidiaperversión y la desidia dely la desidia del espíritula desidia del espíritu correndesidia del espíritu corren parejasdel espíritu corren parejas conespíritu corren parejas con lascorren parejas con las delparejas con las del cuerpo

La muerte del espíritu es el cese de su comunicación con Dios. La muerte del cuerpo es el corte de la comunicación entre el espíritu y el cuerpo.Nunca el hombre virtuoso aparece más grande a la vista del mundo entero, como cuando sufre con valor las injusticias de la suerte; entonces parece que mide sus fuerzas con las del destino, y que lucha cuerpo a cuerpo con él.Si las parejas que están en el amor se llaman La percepción corporal sugiere una relación armoniosa del cuerpo y del espíritu, ambos inseparables.La excitación es un estado del ser en el que nuestras células del cuerpo, la mente y el corazón están comprometidos por la orquestación de nuestro espíritu.La felicidad es saludable para el cuerpo, pero es la pena la que desarrolla las fuerzas del espíritu