Las opiniones se convierten en cosas de cuidado cuando a los hombres les da por obrar según ellas.


las-opiniones-se-convierten-cosas-cuidado-a-hombres-les-da-obrar-según
george bernard shawopinionesseconviertencosascuidadohombreslesdaobrarsegúnlas opinionesopiniones sese conviertenconvierten enen cosascosas dede cuidadocuidado cuandolos hombreshombres lesles dada porobrar segúnsegún ellaslas opiniones seopiniones se conviertense convierten enconvierten en cosasen cosas decosas de cuidadode cuidado cuandoa los hombreslos hombres leshombres les dales da porda por obrarpor obrar segúnobrar según ellaslas opiniones se conviertenopiniones se convierten ense convierten en cosasconvierten en cosas deen cosas de cuidadocosas de cuidado cuandocuidado cuando a loscuando a los hombresa los hombres leslos hombres les dahombres les da porles da por obrarda por obrar segúnpor obrar según ellaslas opiniones se convierten enopiniones se convierten en cosasse convierten en cosas deconvierten en cosas de cuidadoen cosas de cuidado cuandode cuidado cuando a loscuidado cuando a los hombrescuando a los hombres lesa los hombres les dalos hombres les da porhombres les da por obrarles da por obrar segúnda por obrar según ellas

Uno debe juzgar a los hombres y no por sus opiniones, sino por lo que sus opiniones se haga de ellas.Según una reciente encuesta, las mujeres afirman sentirse más cómodas desvistiéndose delante de los hombres que de las mujeres. Dicen que ellas se vuelven demasiado críticas, mientras que nosotros los hombres, por supuesto, simplemente nos volvemos agradecidos.No espere a que aprovechen las oportunidades extraordinarias ocasiones comunes y los convierten en grandes hombres débiles esperan a que las oportunidades de los hombres fuertes les hacenEl amor es como la arena en tus manos si la tienes en ellas y aprietas muy fuerte se te ira de ellas pero, si las sotienes suavemente y con cuidado ten por seguro q se mantendra en ellas por mucho tiempo!,,,,*+*steph*+*La amistad sólo puede existir cuando los hombres coinciden en sus opiniones sobre las cosas humanas y divinas.No nos perturban las cosas sino las opiniones que de ellas tenemos