Me han acusado de defensor del Alma. No fui yo sino Dios mismo quien la defendió.


me-han-acusado-defensor-del-alma-no-sino-dios-mismo-defendió
carl jungmehanacusadodefensordelalmanosinodiosmismodefendióme hanhan acusadoacusado dede defensordel almano fuifui yosino diosdios mismomismo quienla defendióme han acusadohan acusado deacusado de defensorde defensor deldefensor del almayo sino diossino dios mismodios mismo quienmismo quien laquien la defendióme han acusado dehan acusado de defensoracusado de defensor delde defensor del almano fui yo sinofui yo sino diosyo sino dios mismosino dios mismo quiendios mismo quien lamismo quien la defendióme han acusado de defensorhan acusado de defensor delacusado de defensor del almano fui yo sino diosfui yo sino dios mismoyo sino dios mismo quiensino dios mismo quien ladios mismo quien la defendió

Alma a quien todo un dios prisiòn ha sido, venas que humor a tanto fuego han dato, medulas que han gloriosamente ardito, su cuerpo dejaran, no su cuidado; seràn ceniza, mas tendràn sentido; polvo seràn, mas polvo enamoradoNo fui quien quise ser. tengo nostalgia de mí mismo.La envidia, el odio, la lujuria..., todas esas pasiones han sido arrojadas del alma para que ésta no sea sino una pieza de hielo.¿La envidia, el odio, la lujuria…, todas esas pasiones han sido arrojadas del alma para que ésta no sea sino una pieza de hielo?He sido acusado de ser un traidor, y se me ha acusado de no apoyar a los militares. Nada podría estar más lejos de la verdad.Yo fui expulsado del colegio por copiar en el examen de metafísica; miré en el alma del muchacho que se sentaba al lado de mí.