No satisfagáis jamás hasta la saciedad vuestros deseos; así os proporcionaréis placeres nuevos.


no-satisfagáis-jamás-hasta-saciedad-vuestros-deseos-así-os-proporcionaréis-placeres-nuevos
anónimonosatisfagisjamshastasaciedadvuestrosdeseosasíosproporcionaréisplaceresnuevosno satisfagáissatisfagáis jamásjamás hastahasta lala saciedadsaciedad vuestrosvuestros deseosasí osos proporcionaréisproporcionaréis placeresplaceres nuevosno satisfagáis jamássatisfagáis jamás hastajamás hasta lahasta la saciedadla saciedad vuestrossaciedad vuestros deseosasí os proporcionaréisos proporcionaréis placeresproporcionaréis placeres nuevosno satisfagáis jamás hastasatisfagáis jamás hasta lajamás hasta la saciedadhasta la saciedad vuestrosla saciedad vuestros deseosasí os proporcionaréis placeresos proporcionaréis placeres nuevosno satisfagáis jamás hasta lasatisfagáis jamás hasta la saciedadjamás hasta la saciedad vuestroshasta la saciedad vuestros deseosasí os proporcionaréis placeres nuevos

No dejéis que vuestros miedos arrollen vuestros deseos. Dejad que las barreras a las que os enfrentáis (y habrá barreras) sean externas, no internas. La fortuna favorece a los audaces, y os prometo que nunca sabréis de qué sois capaces hasta que lo intentéis.En todo, la saciedad sigue de cerca los mayores placeres.Someted vuestros deseos, amigos míos, y habréis dominado la naturaleza humana.¡Continuad ejerciendo el poder de desterrar a vuestros defensores hasta que al fin de vuestra ignorancia, que no descubre las cosas más que cuando las siente, después que haya hecho excepción de vosotros solos, de vosotros, que sois siempre vuestros propios enemigos, os entregue esclavos abatidos a alguna nación que os haya vencido sin combate!,Coriolano?El abogado es un caballero que salva vuestros bienes de vuestros enemigos y se los queda para él.El abogado es un caballero que salva vuestros bienes de vuestros enemigos y se los queda para él.