Quien no es dueño de su pensamiento no es dueño de sus actos.


quien-no-dueño-pensamiento-no-dueño-actos
victor hugonodueñopensamientoactosquien nono eses dueñodueño desu pensamientopensamiento nono eses dueñodueño desus actosquien no esno es dueñoes dueño dedueño de sude su pensamientosu pensamiento nopensamiento no esno es dueñoes dueño dedueño de susde sus actosquien no es dueñono es dueño dees dueño de sudueño de su pensamientode su pensamiento nosu pensamiento no espensamiento no es dueñono es dueño dees dueño de susdueño de sus actosquien no es dueño deno es dueño de sues dueño de su pensamientodueño de su pensamiento node su pensamiento no essu pensamiento no es dueñopensamiento no es dueño deno es dueño de suses dueño de sus actos

El automóvil, presta grandes servicios a su dueño, pero cabe preguntarse, quién domina a quién; cuál es el dueño y cuál el sirviente. Es el automóvil quien transporta a su dueño, como un esclavo obediente, o es éste quien debe trabajar largas horas para alimentar y mantener su coche.Evita creerte dueño de vidas ajenas, pues no eres dueño ni de tu propia vida.Como todo dueño de gatos bien sabe, nadie puede ser dueño de un gato.Cuando uno es joven, quiere ser el dueño de su destino y el capitán de su alma. Al envejecer, se conforma con ser el dueño de su peso y el capitán de su equipo de bolos.Que no sea de otro quien puede ser dueño de sí mismo.Que no sea de otro quien puede ser dueño de sí mismo