Si cabeza y corazón se contradijeran, el corazón acabaría decidiendo. La pobre cabeza cede siempre, porque es la más prudente.


si-cabeza-y-corazón-se-contradijeran-corazón-acabaría-decidiendo-la-pobre-cabeza-cede-siempre-más-prudente
paul von heysecabezacorazónsecontradijeranacabaríadecidiendopobrecedesiempremsprudentesi cabezacabeza yy corazóncorazón sese contradijeranel corazóncorazón acabaríaacabaría decidiendola pobrepobre cabezacabeza cedecede siemprela másmás prudentesi cabeza ycabeza y corazóny corazón secorazón se contradijeranel corazón acabaríacorazón acabaría decidiendola pobre cabezapobre cabeza cedecabeza cede siemprees la másla más prudentesi cabeza y corazóncabeza y corazón sey corazón se contradijeranel corazón acabaría decidiendola pobre cabeza cedepobre cabeza cede siempreporque es la máses la más prudentesi cabeza y corazón secabeza y corazón se contradijeranla pobre cabeza cede siempreporque es la más prudente

La enseñanza que deja huella no es la que se hace de cabeza a cabeza, sino de corazón a corazónUna buena regla para andar por la vida es mantener el corazón un poco más suave que la cabeza, pero mantener la cabeza un poco más alta que el corazón.Y mi cabeza dijo a mi corazón dejó crecer el amor, pero mi corazón dijo a la cabeza de este tiempoLa cabeza me dijo que mi corazón dejó crecer el amor, La meditación puede pensar aquí abajo horas para momentos. Aquí, el corazón puede dar una lección útil a la cabeza y aprender más prudente crecer sin sus libros.No sigas a la cabeza, ya que no tiene corazón; no siguen su, corazón porque no tiene lógica; siga su alma, ya que tiene ambos.