Si un contemplativo se echa al agua, no probará a nadar, tratará primero de comprender el agua. Y se ahogará.


si-contemplativo-se-echa-al-agua-no-probará-a-nadar-tratará-comprender-agua-y-se-ahogará
henri michauxcontemplativoseechaalaguanoprobarnadartratarcomprenderaguaahogarun contemplativocontemplativo sese echaecha alal aguano probarátratará primerode comprendercomprender elel aguay sese ahogarási un contemplativoun contemplativo secontemplativo se echase echa alecha al aguaprobará a nadartratará primero deprimero de comprenderde comprender elcomprender el aguay se ahogarási un contemplativo seun contemplativo se echacontemplativo se echa alse echa al aguano probará a nadartratará primero de comprenderprimero de comprender elde comprender el aguasi un contemplativo se echaun contemplativo se echa alcontemplativo se echa al aguatratará primero de comprender elprimero de comprender el agua

La mayor parte de los hombres no quieren nadar antes de saber (¿no es esto espiritual?) y no quieren nadar, ¡naturalmente!. Han nacido para la tierra, no para el agua y, naturalmente, no quieren pensar, como que han sido creados para la vida no para pensar. Claro y el que piensa, el que hace del pensar lo principal ese podrá acaso llegar muy lejos en esto, pero ese precisamente ha confundido el agua con la tierra, y tarde o temprano se ahogará.La primera bebida con agua, la segunda sin agua, el tercero como el agua.El agua es su amigo. Usted no tiene que luchar con el agua, simplemente compartir el mismo espíritu que el agua, y que le ayudará a moverse.No te establezcas en una forma, adáptala y construye la tuya propia, y déjala crecer, sé como el agua. Vacía tu mente, se amorfo, moldeable, como el agua. Si pones agua en una taza se convierte en la taza. Si pones agua en una botella se convierte en la botella. Si la pones en una tetera se convierte en la tetera. El agua puede fluir o puede chocar. Sé agua, amigo mío.El amor es como el agua, si algo no lo agita se echa a perder.El amor es como el agua, si algo no lo agita, se echa a perder