Un gran hombre dejó una consigna que así podemos repetir:


un-gran-hombre-dejó-consigna-que-así-repetir-no-hay-hombre-indispensable
franklin d rooseveltgranhombredejóconsignaqueasírepetirnohayindispensableun grangran hombrehombre dejódejó unauna consignaconsigna queque asíasí podemospodemos repetirno hayhay hombrehombre indispensableun gran hombregran hombre dejóhombre dejó unadejó una consignauna consigna queconsigna que asíque así podemosasí podemos repetirno hay hombrehay hombre indispensableun gran hombre dejógran hombre dejó unahombre dejó una consignadejó una consigna queuna consigna que asíconsigna que así podemosque así podemos repetirno hay hombre indispensableun gran hombre dejó unagran hombre dejó una consignahombre dejó una consigna quedejó una consigna que asíuna consigna que así podemosconsigna que así podemos repetir

Tu gran defecto y tu gran cualidad es que eres un hombre entero. como es éste tu carácter, quisieras que el mundo estuviera compuesto de fenómenos enteros, y en realidad no es así. tú, por ejemplo, desprecias la actividad social y el trabajo oficial porque quisieras que todo esfuerzo estuviera en relación con su fin, y eso no sucede en la vida. desearías que la tarea de un hombre tuviera una finalidad, que el amor y la vida matrimonial fueran una misma cosa, y tampoco ocurre así. toda la diversiDetrás de cada gran hombre hay una gran mujerEntre hombre y hombre no hay gran diferencia. la superioridad consiste en aprovechar las lecciones de la experiencia.Entre hombre y hombre no hay gran diferencia. La superioridad consiste en aprovechar las lecciones de la experienciaUna gran cantidad de chicos me ha defraudado, sino un hombre de verdad no lo haría así.Ha habido en este siglo sólo un gran hombre y un gran cosa: Napoleón y la libertad. A falta de la gran hombre, tengamos la gran cosa.