Artículo 15.2: A nadie se privará arbitrariamente de su nacionalidad ni del derecho a cambiar de nacionalidad.


artículo-152-a-nadie-se-privará-arbitrariamente-nacionalidad-ni-del-derecho-a-cambiar-nacionalidad
artículo152nadieseprivararbitrariamentenacionalidadnidelderechocambiarnacionalidadnadie sese privaráprivará arbitrariamentearbitrariamente desu nacionalidadnacionalidad nini deldel derechocambiar dede nacionalidada nadie senadie se privaráse privará arbitrariamenteprivará arbitrariamente dearbitrariamente de sude su nacionalidadsu nacionalidad ninacionalidad ni delni del derechoderecho a cambiara cambiar decambiar de nacionalidada nadie se privaránadie se privará arbitrariamentese privará arbitrariamente deprivará arbitrariamente de suarbitrariamente de su nacionalidadde su nacionalidad nisu nacionalidad ni delnacionalidad ni del derechodel derecho a cambiarderecho a cambiar dea cambiar de nacionalidada nadie se privará arbitrariamentenadie se privará arbitrariamente dese privará arbitrariamente de suprivará arbitrariamente de su nacionalidadarbitrariamente de su nacionalidad nide su nacionalidad ni delsu nacionalidad ni del derechoni del derecho a cambiardel derecho a cambiar dederecho a cambiar de nacionalidad

Artículo 15.1: Toda persona tiene derecho a una nacionalidad.Artículo 16.1: Los hombres y las mujeres, a partir de la edad núbil, tienen derecho, sin restricción alguna por motivos de raza, nacionalidad o religión, a casarse y fundar una familia, y disfrutarán de iguales derechos en cuanto al matrimonio, durante el matrimonio y en caso de disolución del matrimonio.Artículo 17.2: Nadie será privado arbitrariamente de su propiedad.Artículo 9: Nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado.Nuestra verdadera nacionalidad es la del genero humano.La cuestión del valor de la nacionalidad en el arte es quizás irresoluble.