Di a cada uno: tienes razón. Porque tiene razón. Pero condúcelos más alto en su montaña; pues el esfuerzo de escalar, que rehusarían por ellos mismos, exige tanto de los músculos como del corazón... ¿Cómo conocerán los hombres sus actos si no han escalado trabajosamente la montaña, en soledad, para transmutarse en silencio?.


di-a-tienes-razón-porque-razón-pero-condúcelos-más-alto-montaña-pues-esfuerzo-escalar-que-rehusarían-mismos-exige-tanto-músculos
antoine de saint-exupéryditienesrazóncondúcelosmsaltomontañapuesesfuerzoescalarquerehusaríanmismosexigetantomúsculosdelcorazóncómoconocernhombresactosnohanescaladotrabajosamentemontañasoledadtransmutarsesilenciotienes razóntiene razónpero condúceloscondúcelos másmás altoalto ensu montañapues elel esfuerzoesfuerzo dede escalarque rehusaríanrehusarían porellos mismosexige tantotanto delos músculosmúsculos comocomo deldel corazóncorazón ¿cómo¿cómo conoceránconocerán loslos hombreshombres sussus actosactos sisi nono hanhan escaladoescalado trabajosamentetrabajosamente lala montañaen soledadpara transmutarsetransmutarse enen silenciodi a cadaporque tiene razónpero condúcelos máscondúcelos más altomás alto enalto en suen su montañapues el esfuerzoel esfuerzo deesfuerzo de escalarque rehusarían porrehusarían por ellospor ellos mismosexige tanto detanto de losde los músculoslos músculos comomúsculos como delcomo del corazóndel corazón ¿cómocorazón ¿cómo conocerán¿cómo conocerán losconocerán los hombreslos hombres sushombres sus actossus actos siactos si nosi no hanno han escaladohan escalado trabajosamenteescalado trabajosamente latrabajosamente la montañapara transmutarse entransmutarse en silencio

Di a cada uno: tienes razón. porque tiene razón. pero condúcelos más alto en su montaña; pues el esfuerzo de escalar, que rehusarían por ellos mismos, exige tanto de los músculos como del corazón. ¿cómo conocerán los hombres sus actos si no han escalado trabajosamente la montaña, en soledad, para transmutarse en silencio?.Si buscáis siempre la razón, recuerda ante todo, que, la razón existe en sí misma como la matemática pura; no está en el hombre; Los hombres obran según sus sentimientos personales que no son nunca la absoluta razón.Los hombres se empeñan en creer en dios porque no confían en sí mismos. y la historia nos demuestra que no les falta razón pues hasta ahora no hemos demostrado ser confiables.Escalad tan sólo un poco la montaña, para comprobar si es una montaña. Desde la cima de la montaña, no podréis ver la montaña.,Letanía Bene Gesserit¡cómo! ¿nada de crítica? no. el genio es una entidad como la naturaleza, y quiere, como ésta, ser aceptado pura y simplemente. una montaña se toma o se deja. ¡hay gente que hace la crítica del himalaya piedra por piedra! todo en el genio tiene su razón de ser. es porque es. su nombre es el reverso de su luz. su fuego es una consecuencia de su llama. su precipicio es la condición de su altura.¡Cómo! ¿Nada de crítica? No. El genio es una entidad como la naturaleza, y quiere, como ésta, ser aceptado pura y simplemente. Una montaña se toma o se deja. ¡Hay gente que hace la crítica del Himalaya piedra por piedra! Todo en el genio tiene su razón de ser. Es porque es. Su nombre es el reverso de su luz. Su fuego es una consecuencia de su llama. Su precipicio es la condición de su altura