En la niebla no se distingue el rio ni la ,,montaña(cuando la ira es ciega el ojo no ,,e mas alla de sus propias narices


en-niebla-no-se-distingue-rio-ni-montaña-ira-ciega-ojo-no-e-mas-alla-propias-narices
calblancanieblanosedistinguerionimontañacuandoiraciegaojomasallapropiasnaricesla nieblaniebla nono sese distinguedistingue elel riorio nini lamontaña(cuando lala iraira eses ciegaciega elel ojoojo noe masmas allaalla desus propiaspropias naricesen la nieblala niebla noniebla no seno se distinguese distingue eldistingue el rioel rio nirio ni lamontaña(cuando la irala ira esira es ciegaes ciega elciega el ojoel ojo noe mas allamas alla dealla de susde sus propiassus propias naricesen la niebla nola niebla no seniebla no se distingueno se distingue else distingue el riodistingue el rio niel rio ni lamontaña(cuando la ira esla ira es ciegaira es ciega eles ciega el ojociega el ojo noe mas alla demas alla de susalla de sus propiasde sus propias naricesen la niebla no sela niebla no se distingueniebla no se distingue elno se distingue el riose distingue el rio nidistingue el rio ni lamontaña(cuando la ira es ciegala ira es ciega elira es ciega el ojoes ciega el ojo noe mas alla de susmas alla de sus propiasalla de sus propias narices

La gente tiene sus propias muertes, así como sus propias vidas, e incluso si no hay nada más allá de la muerte, que se diferencian en nuestra nada.Si mahoma no va a la montaña, la montaña ira a mahoma y si la montaña no va a mahoma, esq esta llendo hacia chuck norris.Es una suerte que los diplomáticos tienen narices largas, ya que por lo general no pueden ver más allá de ellos.La ira no es malo. La ira puede ser una cosa muy positiva, lo que nos lleva más allá de la aceptación del mal.A la manera que el río hace sus propias riberas, así toda idea legítima hace sus propios caminos y conductosUn ojo que discierne necesita sólo un indicio, y la subestimación sale de la imaginación libre para construir sus propias elaboraciones.